9 mar. 2008

iPhone entra al club de los 10 móviles más vendidos del mundo

Apple tiene una historia llena de innovaciones, pero la mayoría de sus productos nunca lograron ser masivos.

Eso comenzó a cambiar en Octubre de 2001 con el iPod.

En ese entonces, los analistas desconfiaban de la capacidad de Apple para competir en el espacio de productores de música digitales ya que el precio inicial del iPod (5 Gb) era 399 dólares vs. 249 dólares que costaba la Nomad Jukebox (6 Gb) de Creative Labs.

A pesar de esas opiniones iniciales, iPod logró adueñarse del mercado de reproductores de mp3 con más de 110 millones de unidades vendidas y en combinación con iTunes logró un liderazgo absoluto en la descarga de canciones en Internet con más de 3 mil millones de canciones descargadas.

Su último producto fuera del mundo de los PCs, el iPhone, apunta en la misma dirección.

El día que anunció su existencia, Steve Jobs dijo: “de vez en cuando aparece un producto revolucionario que cambia todo, Apple está reinventando el teléfono”.

Cuando el iPhone fue finalmente lanzado en Junio de 2007, el mundo comprobó que tenía razón.

Jobs aclaró desde el primer día que no buscaba obtener más del 1% del mercado de móviles (10 millones de unidades) a fines del 2008. Tan solo 200 días después, Apple había vendido 4 millones de móviles, quedando bien posicionada para lograr su objetivo.

De hecho, el año pasado (2007) Apple se metió por primera vez en el listado de los 10 fabricantes de móviles más grandes del mundo.


Esos resultados son impresionantes si se tiene en cuenta que el iPhone lleva solo 6 meses en el mercado.

Incluso el impacto del iPhone es mucho mayor que sus ventas: ha cambiado el paradigma de los móviles con su tecnología “touchscreen”, y los grandes fabricantes están cambiando sus productos siguiendo esa dirección.

No es para menos. El iPhone permite hablar por teléfono, escuchar música, ver la TV, tomar fotos digitales, ver videos, navegar en Internet y responder emails, todo de manera simple y con un diseño incomparable.

Existen varias razones para justificar el éxito del iPhone, desde su diseño innovador hasta el posicionamiento “cool” que ha logrado Apple desde el lanzamiento del iPod.

Pero la principal razón de su éxito tiene nombre y apellido: Steve Jobs.

Tras sus inicios como estudiante rebelde, es muy conocida la historia de cómo fundó Apple en un garaje allá por 1976 cuando tenía solo 20 años, la dirigió hasta convertirla en una compañía de 2 mil millones de dólares y 4.000 empleados, y cuando acaba de lanzar una de sus más perfectas creaciones, la Macintosh, fue despedido de su propia compañía. Tenía 30 años.

Abatido como estaba después de ser públicamente despedido descubrió que seguía amando lo que hacía y decidió comenzar de nuevo. Como resultado fundó Pixar*, el estudio de animación más exitoso del mundo.

Tratando de emular la revolución que había logrado en hardware con Apple, Jobs también fundó NeXT, aunque en este caso no logró su objetivo. Sin embargo, la división de software de NeXT revolucionaría la industria: el sistema operativo llamado NextStep OS incluía una tecnología llamada OOP (programación orientada a objetos) que permitía a los programadores desarrollar software complejo de manera mucho más rápida.

Mientras tanto, Apple estaba decayendo y perdiendo dinero hasta que en un desenlace cinematográfico, NeXT fue adquirida por Apple y Jobs regresó a su compañía con la misión de salvarla en 1997.

Y vaya si lo hizo. Con Jobs, Apple se salvó de la bancarrota y comenzó a batir récords de ganancias.

En ese periplo, Steve Jobs maduró y aprendió varias lecciones. Si comparamos a Apple hoy con la compañía que era hace 10 años vemos una transformación radical.

¿Qué quedó de la empresa que hacía ordenadores e impresoras?

Hoy Apple ya no es solo un fabricante de PCs, sino que se ha transformado en un fabricante de artículos electrónicos de alto consumo, emulando ya no a IBM, sino a Sony.

Este cambio se vio materializado en enero de 2007, cuando la compañía cambió su nombre, dejando de ser Apple Computers para ser simplemente Apple Inc. Steve Jobs sintetizó maravillosamente el cambio en MacWorld Expo 2007: “la Mac, el iPod, Apple TV y el iPhone; solo uno es un ordenador, por lo que cambiamos el nombre (de la compañía)”.


Steve Jobs ha demostrado cómo transformar una empresa, abrazando el cambio, liderando una revolución para crear o revolucionar una categoría.

Steve Jobs no solo ha reinventado Apple, también se ha reinventado a si mismo. El iPhone y el iPhone simbolizan esa transformación.

Conclusión, para sobrevivir hay que saber adaptarse. Hay que abrazar el cambio y hacerlo algo propio.

Bill Gates dijo una vez*: “en este negocio, cuando uno se da cuenta que está en problemas, ya es demasiado tarde para salvarse. Al menos que uno esté constantemente ‘asustado’, está fuera del negocio”.

Eso se aplica especialmente a negocios con un fuerte componente tecnológico, pero también es aplicable al resto de las industrias, basta ver el ejemplo de industrias tradicionales que han sido transformadas radicalmente como los ferrocarriles o la fotografía.

Andy Grove, ex-CEO de INTEL sintetizó el concepto admirablemente: “un punto de inflexión estratégico ocurre cuando su producto o servicio puede ser construido o distribuido en forma diferente; nuevas técnicas, nuevas formas de hacer negocios, nuevas tecnologías pueden dar la vuelta al orden establecido y establecer nuevas reglas. Eso es lo que camiones y transporte aéreo le hicieron a los ferrocarriles, lo que el transporte en “containers” le hizo a los puertos tradicionales, lo que los supermercados le han hecho a las pequeñas tiendas y lo que los medios digitales le están haciendo a la distribución de entretenimiento e información”.

Si su empresa tiene buenos beneficios y una posición estable, comience a preocuparse: ahí afuera alguien está probando una nueva idea que lo dejará fuera del negocio.

La solución: ¿por qué no iniciar ese cambio Ud. mismo?



Autor: Cesar Perez Carballada
Artículo publicado en http://www.marketisimo.com/
Para recibir estos artículos por correo: haga click aquí


* Playboy, 1994; Financial Times, 4 de marzo de 2008
** En realidad le compró la compañía a George Lucas por solo 10 millones en 1989, y la transformó por completo
Fuente (cuotas de mercado de móviles): Gartner

1 comentario:

Marc Cortés dijo...

Articulo impresionante. Mi gran pregunta es... ¿hasta cuando piensan tensar la cuerda del marketing y poner a la venta el iphone?
Creo que se trata de un producto increible; de hecho entidades como 2la Caixa" ya han han realizado sus desarrollos para este teléfono.
El único probolema sigue siendo su acceso.

Marc Cortés
www.marqueting-electronico.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...